Ir al contenido principal

Feliz dia de la cancion criolla, pero a La Molina no voy mas


Nunca fui criado con música criolla. Desde pequeño identifiqué tal ritmo con la oligarquía o la pituquería limeña, esa que se cree dueña del Perú pero que nunca tuvo huevos para defender la soberanía. En mi juventud alimenté tal posición reafirmandome en mi origen andino. Sin embargo, en mi vida universitaria cuando escuchaba y no me cuadraba esa canción "Yo no soy de aquí: soy de la molina" escuché a Nicomedes San Cruz y su canción de "A La Molina no voy más", sí, a esa hacienda en la que hoy subsiste la UNALM. Entonces me pregunté ¿Toda la música criolla se ha desentendido de la realidad nacional? Desde entonces empecé a buscar y buscar. Mi sorpresa ha sido grande, supe de la canción "El plebeyo" de Felipe Pinglo y otras canciones más de otros autores. Luego escuché más de la música afroperuana y mayor fue mi sorpresa. Mi sectarismo y dogmatismo para valorar la música en muchos sentidos la he superado. Al igual que con Neruda en Chile, creo que la gran burguesía exalta de ciertos miembros de la sociedad lo que mejor se acerque a sus sentimientos reaccionarios e individualistas. Chabuca tiene muchas canciones de amor, de un amor sin mayor trascendencia, Neruda igual, pero tanto el uno como el otro, le han cantado también al sentimiento revolucionario ¿Puede existir mayor muestra de ello que Chabuca le cante al joven poeta revolucionario del Markhan Javier Heraud y Neruda a nuestro Mariategui? El verdadero Perú es mucho más complejo y amplio de como nos lo muestra nuestra oligarquía y burguesía burocrática. La música criolla debe ser analizada críticamente tanto estéticamente como en contenidos para ponerla en un nuevo nivel y sumarse a la peruanización del Perú. Feliz día de la canción criolla y también, por qué no, recordemos el día de la brujas, pero las miles de "brujas" quemadas por la iglesia por pensar diferente al igual que hoy los estados burgueses condenan a cadena perpetua a todos los catalogados bajo el nombre de "terroristas".

Comentarios

Entradas populares de este blog

La agronomía ¿Ciencia?

“Solo es una inofensiva broma”

Sobre el racismo a Magaly Solier y el contenido discriminatorio de algunas de nuestras bromas y conversaciones


Esta semana en la farándula limeña se difundió la polémica sobre las apreciaciones de cierto grupo de periodistas de espectáculo de Canal N sobre Magali Solier, la ganadora del oso de oro.


- ¿Qué hacen por allá (en cannes)?

- Pues que más, vendiendo chuño pues

- Jajajá, jajajá, …




La polémica se ha dado porque muchos han creído que esta broma de esos periodistas de espectáculo era o no racista.

Algunos decían que solo era una bromita “de esas que uno se dice entre patas”, otros, que efectivamente era racista porque hacía burla de sus rasgos indígenas y del papel (implícito) que por tal debería asumir, y también que más que racista era una manifestación de envidia: a “esa que sin tener estudios a llegado más lejos de quiénes sí”.

Rosa María Palacios de “Prensa al día” quiso cerrar el asunto entrevistando a todos los entrevistados e inclusive a Magali Solier qui…

Sobre el libro "La ciudad de los culpables"

Con la siguiente entrada inicio la presentación de mis comentarios y anotaciones sobre el libro La ciudad de los culpables de Rafael Inocente, ex estudiante de la Universidad Nacional Agraria. Espero busquen leer el libro, es muy bueno.




Generación perdida
Rafael Inocente. La ciudad de los culpables (Editorial Zignos, 2007)

En estos tiempos de marketing literario, en que los libros suelen presentarse con campañas mediáticas y anuncios publicitarios, todavía existen algunas obras cuyo prestigio está basado exclusivamente en los comentarios honestos de aquellos que las han leído. En el caso de La ciudad de los culpables, primera novela de Rafael Inocente (Lima, 1969), la fama antecedió a la propia publicación del libro, pues el manuscrito circuló entre críticos y escritores durante varios años, obteniendo comentarios tan elogiosos como el incluido en el libro de ensayos El pacto con el diablo de Miguel Gutiérrez.

Ambientada en la Lima de fines de los 80 e inicios de los 90, la novela (que ha…