Ir al contenido principal

ORÍGENES DE LA FEAP (avance)


ORÍGENES DE LA FEAP[1]
(Estudio preliminar) 
ANTECEDENTES Y EVENTOS EN TORNO A LA CONFORMACIÓN DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL PERUANO DE CIENCIAS AGRARIAS

Por investigaciones recientes[2] se ha demostrado que los orígenes de la  organización estudiantil nacional a nivel de ciencias agrarias se inicia a mediados de los ochenta con reuniones en el local de la Federación de Estudiantes de la Universidad Agraria (FEUA, Lima) que derivaron a que el año 1986 se realizara el I Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú en Ayacucho.

1.   EL ENDECA Y CNECA
No obstante, ya desde 1967 (21 – 24 setiembre) se vinieron dando iniciativas de organización y centralización. Prueba de ello es la realización del Encuentro Nacional de Dirigentes Estudiantiles de Ciencias Agrícolas (ENDECA) realizado en la Universidad Nacional Agraria La Molina, convocado por la FEUA y que tenía la finalidad de dar a conocer la realidad de las facultades de ciencias agrícolas del país, e intercambiar expectativas. Ahí se acordó la preparación del Primer Congreso Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrícolas (CNECA) a realizarse en la UNALM, el cual, al culminar, sentencia
“que los estudiantes están capacitados para encarar los problemas que aquejan a un país y a un continente convulsionado por la agudización de las contradicciones entre grupos de poder y estos frente a las clases explotadas.”[3]

2.   LA CONECAP, LA I CONAECA Y EL CONTEXTO NACIONAL
En setiembre y octubre (06 – 08 y 10 – 11, respectivamente) de 1986, en cumplimiento de los acuerdos del I Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú en Ayacucho, se lleva a cabo en la UNALM la I y II Reunión de Presidentes de Centros Federados de Estudiantes de  Universidades Agrarias del Perú en el local de la FEUA para discutir puntos orgánicos de la Coordinadora y   “sobre la actualidad nacional”.
Los ochenta era una década de mucha efervescencia social. Del movimiento popular peruano, que hasta fines de los setenta había mantenido un alto grado de organización, nació un nuevo actor con una nueva forma de lucha: el Partido Comunista Peruano Sendero Luminoso que hizo que el movimiento se reconfigurara, reorientara y, para bien o mal, lo arrastrara a una nueva etapa histórica.
En este conflicto de guerra y con la subsiguiente respuesta represiva del primer gobierno del APRA las desapariciones de dirigentes estudiantiles y de base eran cosa de todos los días. En medio del genocidio sistemático de comunidades de la sierra andina y los penales, en el lugar que vio iniciar la guerra interna peruana, se da (posiblemente en setiembre de 1987) la convocatoria a la I Convención Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú, I CONAECA, en la UNSCH (Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga) de Ayacucho para lo cual se manifiesta lo siguiente: 
“El Movimiento Estudiantil Democrático de Ciencias Agrarias organizados en la Coordinadora de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú,… se dirige a los estudiantes para manifestar lo siguiente: en estos momentos de reafirmación de nuestro compromiso de seguir luchando junto al pueblo, situación que los estudiantes hemos comprendido de hacer digna nuestra carrera, para lo cual es necesario unificar criterios y avanzar al logro de objetivos supremos de acuerdo a las exigencias históricas que las profundas masas exigen. Nuestra profesión, carrera del futuro, es fundamental que cumpla su papel, así lo comprendemos, sino, no somos nada, por ello es necesario seguir desarrollando nuestras facultades dentro de los principios de la Reforma universitaria y sepultar la imagen de una Universidad decadente.
Siendo actores activos del movimiento estudiantil peruano, la CONECAP no escaparía a la represión y la reacción indiscriminada del gobierno aprista y sufriría la persecución de sus dirigentes.
(26 de octubre de 1987, Perú)

PRONUNCIAMIENTO
La Coordinadora Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú, se dirige al Movimiento Estudiantil, las Organizaciones Populares, Sindicatos y pueblo general, para manifestar lo siguiente:
1.    El martes 13 del presente, en horas de la noche, fue detenido por miembros de la DIRCOTE[4], nuestro Presidente de la Coordinadora Nacional, Edén Mendoza Motta, estudiantes del 5° año de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNSCH de Ayacucho, bajo la falsa acusación de “terrorismo”.
2.    Esta detención se produce cuando se venía preparando la Primera Convención Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias del Perú, que se iba a realizar en Ayacucho, del 26 al 31 de octubre de este año.
3.    El compañero Edén, es el forjador de la unificación de los estudiantes de Ciencias Agrarias, la misma que se viene dando desde 1986 a través del Primer Encuentro Nacional, en el que fue elegido por todas las bases como Presidente de la Coordinadora Nacional, la misma que cuenta con el reconocimiento de la ANR.”
Firman las Bases de las 20 universidades que hasta el momento conformaban la CONECAP.

En este mismo contexto se conforman otros espacios estudiantiles como el I Encuentro Estudiantil Forestal Nacional. Producto de la IV Reunión de Trabajo de la Junta Directiva Nacional de la CONECAP se saluda el I Encuentro manifestando la CONECAP lo siguiente:
(3 de diciembre  de 1987, Perú)
“Que atravesando nuestra patria por una crisis generalizada en todos sus niveles, producto de la caducidad del sistema capitalista representado en nuestra patria por el gobierno aprista en estrecha alianza con las fuerzas armadas, que en el campo económico – social implementa una política hambreadota, pauperizando cada vez más al pueblo peruano en su conjunto. Así mismo, es manifiesto su entreguismo y su uso irracional de nuestros recursos naturales, prueba de ello es la entrega a empresas transnacionales yanquis y la entrega de los recursos de la Reserva Nacional de Paracas, tala indiscriminada y la desertificación de bosques.
Los estudiantes forestales no pueden permanecer al margen de esta realidad, puesto que la problemática ecológica y de explotación de los recursos es indesligable con la problemática económica y social que atraviesa nuestro país y, que las conclusiones que se saquen de este magno evento contribuyan hacia una mejor y consciente formación  del profesional forestal que coadyuve a la transformación de nuestra patria.
Finalmente reiteramos nuestro saludo y hacemos votos por el rotundo éxito de este evento.
Firma: Coordinadora Nacional”

Por aquél entonces la CONECAP logra su reconocimiento en el sistema universitario para lo cual la Asamblea Nacional de Rectores emite una resolución.
Ya para esos años se agudizaba la represión del gobierno y su carácter fascista y genocida era a todas luces evidente. La CONECAP lograría realizar el año 1989 la II Convención Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias en Cajamarca desconociéndose luego de ello más detalles[5].

3.   LA I CONVENCIÓN DE ESTUDIANTES DE AGRONOMÍA DEL PERÚ Y LA FEAP
Aun se desconoce a detalle el proceso que posibilitó la realización de esta, así como los motivos que provocaron que los encuentros pasen de lo general (ciencias agrarias) a lo especializado (“agronomía”[6]) pero el hecho es que el año 1993, a iniciativa de la FEUA y el Centro Federado de Agronomía de la UNALM se da la primera convención en la UNALM y se reorienta al movimiento estudiantil de ciencias agrarias.
Esta nueva etapa se da en el contexto de la decapitación del movimiento popular peruano (ya con Fujimori de presidente del Perú) mediante la aplicación de tácticas de guerra de la CIA la cual con miembros del ejercito peruano reorienta su respuesta de guerra aplicando una guerra de baja intensidad con los subsiguientes asesinatos selectivos a gran escala a manos del grupo paramilitar “Colina”.
En el caso concreto de la UNALM, desde donde nace la iniciativa de la nueva Convención, este venía de sufrir el atropello sistemático a su carácter público y no se recuperaba de los casi diez años de gobierno rectoral de Fujimori.
Este escenario envuelve a la I Convención. La discusión sobre el carácter orgánico de este así como el de su papel aun se mantiene pero según transcurren los años la cuestión de la integralidad de la carrera (ciencias agrarias versus agronomía) se llega a perder aunque desde las bases se mantienen los problemas derivados de tal polarización.
4.   PARA FINALIZAR
Hasta nuestros días, ya como FEAP, este ha mantenido la discusión sobre si la FEAP debería ser un gremio que organice a sus bases en torno a la cuestión del carácter de la agricultura peruana y por consiguiente de nuestras carreras, o un espacio desde el cual exponer cuestiones netamente académicas. La manifestación de esto es que ha habido congresos nacionales que se han convertido en cursos y otros en espacios de discusión sobre la problemática de nuestra carrera.
Todo ello no difiere mucho de lo que acontece en otros espacios más amplios. El movimiento estudiantil y popular viene reconstituyéndose y recuperando luego de décadas de persecución. Sin embargo, como se está viendo ya, el movimiento popular viene corporificándose a uno solo según el pueblo sigue forjando a sus nuevos dirigentes.
Este proceso es lento pero tiene la posibilidad de recoger las lecciones que dejaron las dos anteriores décadas. El futuro del movimiento estudiantil de ciencias agrarias no está al margen de ello siendo que, dejando de lado el burocratismo, hoy vive un resurgimiento a nivel de bases. Ese es su destino. El contacto con las comunidades y el campesino mediante el trabajo popular ya es un hecho en algunos casos. El alcanzar la densidad de una conciencia correcta es solo cuestión de tiempo, método, y del interiorizar una adecuada ideología.

“Nosotros mismos haremos eso”.




[1] Abel Zavaleta Ortiz, ex Secretario General de la FEAP y ex Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional Agraria, La Molina, Lima – Perú. maizhermano@gmail.com, feua@lamolina.edu.pe
[2] Abel Zavaleta Ortiz, Efemérides y cronología del movimiento estudiantil de ciencias agrarias (en trabajo).
[3] PROCESO revista de la FEUA correspondiente a los años 68 – 69. Archivos de la FEUA.
[4] Dirección Contra el Terrorismo. Órgano del gobierno que bajo el pretexto de haber identificado “terroristas” infiltrados en las organizaciones populares detenía y desaparecía sistemáticamente dirigentes de base.
[5] Con estudiantes de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Federación de Estudiantes de la Universidad Agraria está por iniciar este año el “Proyecto de Catalogación de los Archivos de la FEUA” en el marco de escribir desde una óptica estudiantil sobre la “Historia del Movimiento Estudiantil de la ENAV y la UNALM” producto del cual se esperan encontrar mayores detalles sobre la historia del Movimiento Estudiantil de Ciencias Agrarias Peruano.
[6] Debe saberse que desde mediados de los cincuenta se inició el proceso de hiperespecialización de las carreras en el Perú. Este proceso se inició en la UNALM y debido a la influencia directa de organización como la Fundación Rockefeller y organismos económicos internacionales. Desde aquel entonces se inicia el rompimiento de la carrera de agronomía y esta pasa a restringirse a lo netamente vegetal lo cual ha derivado en el desentendimiento del sistema agrícola como tal. Aun hoy puede tenerse propuestas opuestas de formación las cuales generalmente denominan a sus facultades como Ciencias Agrarias. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

La agronomía ¿Ciencia?

Origenes de la FEAP

Nuestros orígenes Un legado para analizar y asimilar


Continuando con las investigaciones históricas, aquí les mostramos una primicia: el certificado de la I Convención Nacional de Estudiantes de Ciencias Agraria realizado en mayo de 1988 en la ciudad de Ayacucho organizada por la recién creada Coordinadora Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias.

Este evento fue posterior a un evento de menor envergadura pero que iba en la misma línea: el I Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias Agrarias realizado en el Auditórium: “Pedro Gual” del Instituto Nacional de Cultura en mayo de 1986 también en Ayacucho.
El estudiante mencionado en el certificado, Francisco Galvez Canchari, es padre del actual estudiante de Agronomía de la UNSCH José Galvez quién afortunadamente mantiene estos documentos sobre los orígenes de la institucionalización del movimiento estudiantil de Ciencias Agrarias.
Esperamos continúen los aportes para la elaboración de la historia de nuestro movimiento.

¿Qué es ser campesino?

Reflexiones y precisiones sobre la próxima realización del “día del campesino” en la Agraria


Durante el decanato de Agronomía del profesor Canto se anunció un hecho poco regular: la celebración del “día del campesino”. La cita era en el tercer piso de la facultad. En la organización que en ese momento activaba hubo expectativa y ansiedad. Desde nuestra experiencia Imaginábamos un evento un tanto cultural, folklórico y campechano, rural. Pensábamos en que si al menos no se traerían comuneros estarían los trabajadores de “el huerto”. Nada de ello sucedió.

Fue un evento al que a las justas de estudiantes estuvimos en número de siete. Encontrar un comunero era demasiado alucinar. Los únicos que con vino y pisco brindaron aquel día, fueron algunos profesores pertenecientes al círculo del decano.

Al intermedio el decano dio unas palabras alusivas y pidió que festejásemos en ese “nuestro día: el día de los agrónomos”. De ese tipo de tardes he visto muchas más y ya me he acostumbrado (pero no co…